Equilibrio del Trabajo y el Disfrute

Los niños y las niñas pasan en ocasiones más tiempo en sus escuelas que en sus propios hogares, por lo que resulta vital que el entorno en el que se desenvuelven durante ese tiempo sea el más adecuado posible, para permitirles un crecimiento sano y sobre todo feliz. En este caso, el fin último, que es el aprendizaje, se verá afectado por si el entorno es agradable o no al niño, redundando al final en su felicidad. Por ello, los padres se esmeran tanto en escoger la institución adecuada según sus propios parámetros.

Asimismo, la persona adulta pasa más tiempo en su centro de trabajo que en su propio hogar. Por lo que el esmero que debe colocarse en la selección del empleo adecuado también merece especial atención, aunque sabemos que no siempre la persona puede escoger entre diferentes opciones, sino que debe aceptar la primera que se le presente.

Bien sea que seas una persona que tiene la opción de elegir el mejor centro de trabajo o que tomó la primera opción que se le presentó, es importante tener en cuenta que el trabajo es un medio para el desarrollo intelectual, profesional y económico, pero no es un fin en sí mismo. El trabajo, visto como un medio para obtener recursos que te ayudarán a tu desarrollo personal, hará que no te sientas esclavo del mismo, ni que dediques más tiempo del debido.

Hay personas que disfrutan enormemente el hecho de viajar para conocer nuevos lugares y para ello trabajan arduamente durante todo el año. Sin embargo, al momento de tener los recursos y el tiempo disponible para alcanzar la meta del viaje, invierten sus prioridades y deciden postergar el viaje porque tienen más trabajo, o peor aún, al momento de viajar no desconectan de las actividades laborales, por lo que no disfrutan a plenitud lo que en principio era su prioridad.

Identifica siempre cuáles son tus prioridades, y cuáles son los medios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *